POBLACIÓN


Iquitos es tierra de
gente cálida y alegre

Muestras de la
belleza loretana

Comunidad Bora en
desfile de carnaval


La gran riqueza étnica del poblador amazónico de hoy es el resultado de un proceso que involucra el encuentro de multiples razas y formas de pensar diversas, que han derivado en una manera de ser única. La gente de Iquitos se caracteriza por ser alegre, cordial y festiva; características que se pueden reconocer en detalles como la forma musical que tienen al hablar o la familiaridad de su trato. La mayoría de la población es mestiza, es decir tiene orígenes indígenas y de colonos nacionales y extranjeros. 


La población inicial fue predominantemente nativa, conformada por indígenas de la etnia Iquito y Napeanos, parientes étnicos entre sí, ubicados en lo que hoy es Iquitos por los misioneros en el año de 1757. Antes de 1760 los Napeanos, fueron  progresivamente  abandonando  el caserío  para  volver  a las tierras de donde habían sido sacados, hasta  quedar  sólo indígenas Iquitos, razón por la cual ya, a fines del siglo XVIII se le conocía como “el caserío de Iquitos”.

La llegada de los barcos de la Marina, a partir de 1863, daría un mayor dinamismo a las actividades de este poblado, que  empezó a  adquirir un  perfil de  ciudad en  ciernes, que luego se  acentuaría  con la  llegada sucesiva de la  población china que buscaba mejores condiciones para vivir lejos de las haciendas costeñas en donde eran tratados como esclavos.

La colonia  china  se agregó  a la  población  europea  llegada  desde la  apertura del comercio naval por el Amazonas  luego de  la   firma  del Tratado  de Libre  Navegación  con  Brasil (1832)  y  la  declaración  del Amazonas como  río internacional a partir de 1866 por el mismo país. Judíos, alemanes, italianos, ingleses, etc. harían  su ingreso a esta ya ciudad  que pronto se  vió conmocionada por el descubrimiento del caucho como materia prima para el mercado internacional.

La  intensificación  del  comercio  y  la  navegación  con  Europa   por  el  “boom”  cauchero,  significaría  la convergencia  de  migrantes  provenientes  del  viejo  continente,  con  el  ideal  de  hacer  fortuna  fácil   y rápidamente.

A comienzos del siglo XX ya Iquitos contaba con una población estimada en 10,000 habitantes, conformada por regnícolas, migrantes nacionales (costa y sierra) y extranjeros atraídos por las posibilidades que ofrecía la región. Por el poder de los beneficios del caucho la ciudad adquirió una atmósfera eurófica que ocultaba todo el substrato cultural materno y subsistente en gran parte de la población.

Según el documento “Plan Regulador de Iquitos” del año de 1972, del Ministerio de Vivienda a través de su Dirección General de Desarrollo Urbano y la Junta de Obras Públicas de Loreto, la base inicial del proceso urbanístico de Iquitos se encuentra en los primero elementos urbanos que se establecieron en el caserío de Iquitos, tales como los elementos del área militar, el núcleo administrativo y el contingente demográfico conformado por las personas que llegaron de la Selva Alta, principalmente de Borja, entre las décadas del cuarenta y cincuenta del siglo XIX, que se adicionaron a un pequeño grupo de indígenas de la etnia Iquitos.

En 1971 comenzó la prospección petrolera en la zona norte de la provincia de Loreto, convirtiéndose Iquitos, en el centro de las operaciones petroleras. Se realizó un gran éxodo de miles de trabajadores del campo hacia las zonas de prospección atraídos por el señuelo de buenos salarios pero, una vez terminada la etapa de prospección para pasar a otra más técnica, los miles de trabajadores, no regresaron a sus puntos de origen, sino que se quedaron en Iquitos aumentando el número de asentamientos humanos marginales, originándose problemas sociales como el comercio informal, el subempleo y desocupación. 

Según proyecciones en base al Censo de 1993 Iquitos sobrepasa los 300 000 habitantes, mientras que la Región Loreto tiene una población total de 736 161 habitantes, representando el 3% de la población nacional. La densidad poblacional (habitante/km2 ) alcanza a 2%. La población se encuentra diseminada a lo largo de las riberas de los ríos, esta característica se presenta en el 90% del territorio, el resto se ubica en zonas interiores. El 58% de los habitantes censados viven en el medio urbano y el 42% en el medio rural. Un grupo importante de la población está constituída por miembros de las comunidades nativas diseminadas a lo largo de todo el territorio.

Crecimiento Demográfico de Iquitos desde 1862


Fuente:
Morey Alejo, Humberto; Sotíl García
, Gabel. Panorama histórico de la Amazonía Peruana (2000)